Albergue de Barria (Araba). 22, 23 y 24 junio 2018. Grupos I y II

Gogoko lekuan, aldaparik ez!
Cuidado con lo que se pide... ¡que se cumple! Aquí estamos de nuevo en el albergue de Barria (Araba) desde el viernes, y además los dos grupos de senderismo juntos, dispuestos a disfrutar de lo lindo porque las previsiones de tiempo son inmejorables.


Gracias a Oscar y a los autobuses URPA, que han puesto a nuestra disposición un flamante autobús amarillo, hemos podido hacer muchas cosas. Eskerrik asko, Juan Luis, por llevarnos a todos los sitios!




Esta vez salimos de Donosti desde el aulario de la UPV pasando por Zarautz rumbo al florido valle de Barrundia y hacia el antiguo y precioso monasterio cisterciense.








Llegamos sobre las 20h y descargamos nuestras maletas de turistas. ¡Turista no es profesión! ... ¡Pero se vive como dios!



Repartimos las habitaciones y dejamos las maletas junto a las literas rápidamente, porque a las 20:30h nos sirven la cena. ¡Sopaaaaaaa! Y aquí comienzan las risas porque han dicho que Miguel y Maria Jesus tienen dieta baja en sal... ¡pues ala! ¡¡Soooooopa sin sal!!



Después de cenar, una pequeña primicia de lo que va a ser el fin de semana: entrenamiento de pompas de jabón, entrenamiento de balones, entrenamiento de discoteca. 







 - Venus al oeste -
 



Y a la cama no muy tarde, dispuestos a ser muuuuuy felices al día siguiente.


Comienza el sábado y tenemos que madrugar para hacer el recorrido que tenemos previsto. Así que a las 9h en punto estamos en la puerta del comedor para tomar el desayuno. ¡Lavar los dientes, recoger las bolsas de picnic y saliendo!  Hoy puede ser un gran día! Y mañana también! (J.M. Serrat)





En autobús hasta el aparcamiento de caravanas de Garaio, donde comienza un pequeño (¿que son para nosotros 13 km de nada?) recorrido circular por el embalse de Ullibarri Ganboa. ¡¡Naturaleza in vivo!!







Allí se nos unen la pequeña Ulia y unos amigos lugareños que nos acompañan muy amablemente. ¡Gracias y mil gracias, kuadri! Por esto y por todo, Mari Jose, Juana y Luis, ¡¡¡os requetequeremos!!!





Y empezamos a andar. Primero por pasarelas de madera. Luego, junto a los amarillos campos de colza en flor.






- El fotógrafo fotografiado -



- Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. Pablo Neruda -




Enseguida se adivina ya el embalse. 









- Caserío en Urizar. Reformas de tejado a lo grande -


Un día espectacular en un sitio espectacular. Lleno de colores. Poco a poco vamos bordeando el embalse.











Habrá que parar a almorzar en una sombra...



Y durante el hamaiketako... de los creadores de “Yo arrastro esta piedra desde Donosti hasta Oiartzun” llega “¡A mi esta bola no se me resiste!”.






En marcha de nuevo, camino del pueblo de Azua. En el trayecto, vemos cantidad de aves. ¡¡Naturaleza in vivo!! Una familia de alimoches nos sale al paso: papá alimoche, mamá alimocha y los dos pollos nacidos este año... ¡Buena suerte amigos! ¡Ongi bizi, bizidun!



También la señora focha en su nido con sus tres niños pelirrojos.




Algunas parejas de somormujos mirándose al espejo...







El Txoko del Botánico: Toda la vida llamándola "zanahoria silvestre" y hoy nos enteramos de que también se llama "encaje de la reina Ana"... La importancia de un gran nombre.


Y llegamos a Azua, con su antigua iglesia hoy en ruina.








Un poco más allá, la primera pasarela sobre el embalse: el antiguo acueducto entre Elgea y Vitoria. Pues nada, ¡a cruzar la pasarela!




La pasarela, la pasarela...
No se puede caminar...
Porque no tiene, por que le falta...
Un peldaño pa pisar....! 




Oooooommmmmm -





Otra pasarela más. Esta es flotante.








Y poco después llegamos ya a la playa de Garaio.



Y aquí es donde ocurre el primer milagro del fin de semana... Nos aposentamos en la zona de baño, con lo grande que es... 56 personas que somos ni más ni menos... justo al lado de una pareja y su mesa de campo... y ¡zas! ¡Son los primos de Susana y Abel! ¿¿¿No es increíble???



Que no falte un buen baño, con buena bandera azul.








Y comemos allí mismo: bocatas de Saraiola, helados, Coca Colas..




Foto de grupo y seguimos camino bordeando las playas hacia el punto de partida, donde nos espera el bus. ¡Ya queda poco!



- Playa vigilada 24 horas -

- El dinosaurio de nuestro amigo Sagasta -


Y ya llegamos al bus. ¡Qué paseo tan bonito! Vamos de vuelta a Barria, pero antes vamos a parar en el Etxezuri, de Landa, a tomar algo, que el Grupo 1 no perdona el vermout... ¡¡¡CierraBares!!!


- ¡Selfie para Ion! ¡Muxu bat, lagun! -

Volvemos a nuestro monasterio, ducha y a cenar.








Y en la noche de San Juan… volvemos a sacar los balones…


Volvemos a sacar las pompas… Jon se ha hecho un maestro y ya está pensado en ponerse con una boina en La Concha.










Y volvemos a sacar la discoteca, aunque este año hemos estado a la sombra de la charanga móvil de los niños pamplonicas. Hay que reconocerlo... vaya marcha tenían...

 - Bizi dantzatzen -

Después, hemos estado viendo con el telescopio de Pedro, la Luna, las estrellas y los planetas. Venus al oeste, Júpiter al sur.

Amá, cuando sea grande
haré una escalera.
¡Tan alta, tan alta
que llegará al cielo!
Y llenaré los bolsillos de estrellas y planetas
Y bajaré a repartirlos a los niños de la escuela
Pero para ti, mamita, la Luna llena
para que alumbres tu casa sin gastar LUZ ELECTRICAAA!

Y a las doce… ¡cumpleaños! Zorionak, Jon!! ¡Eres realmente un muchacho excelente! 

Y como a las doce hay que guardar el silencio monacal... nos comemos rápidamente las pastas que ha traído Jon para celebrar su cumple, despedimos a Marijose, que se había apuntado al jolgorio... y a la cama, que todavía nos queda mañana.

Algunos nos levantamos para ver el amanecer, otros un poco más tarde. 


El plan es pasar un domingo tranquilo: Desayuno, paseíto hasta el caserío Baltia o diversos pasatiempos. Y... a las once: ¡PISCINA!

 - Baltia tiene vistas espectaculares -



 - ¡Preparados! ¡Listos! ... ¡Y aquí está el hombre-mosca! -

En la piscina... largos interminables, saltos de trampolín, juegos con el balón...







Y ¡Escuela de sirenas! ¡¡Natación sincronizada!! ¡¡¡Yo me parto!!!

 - Tiembla, Esther Williams -


Hay que decir que hemos echado de menos unas pastas de Artepan que nos comimos aquí mismo el año pasado. Pero nos acercamos al comedor y cuando hemos acabado de servir los macarrones… ¡aparece Maite, la prima de Marilur y Maricar, con las maravillosas pastas! Terminamos de comer, cucurucho de helado, y damos buena cuenta de esas pastas (Maitetxu, queremos que se conviertan en tradición... ¡Te esperamos de nuevo!).

Y ya solo queda hacer tiempo hasta que llegue nuestro bonito autobús amarillo.

Y entonces es cuando ha sucedido el segundo milagro del fin de semana: con la última gota de jabón, Maricar ha hecho una pompa, su prima la ha soplado... y soplado y soplado y soplado! Y todos hemos sido testigos de que ha llegado hasta la mismísima estratosfera! ¡¡Tenemos superpoderes!! Y es que sabemos hacer magia! Mirad esta magia escrita: "El cuchillo sin hoja al que le falta el mango" (¡Y tatachín tatachán el cuchillo desaparece!).




- Aunque no se aprecia en la foto...¡allí vuela nuestra pompa! ¡Al cielo con ella! -

- ¡Declaraciones de amor y todo! -


- Namaste -

Para despedirnos de Barria hasta la próxima nos hemos hecho unas fotos en el claustro y una bonita foto artística de grupo.

- Fuera moscas 2.0 -







Ze azkar pasatzen diren orduak ederki pasatzen dugunean!

Un fin de semana increíble. ¿Se puede pedir más?

¡El bosque (del hermoso valle de Barrundia) tiene música para los que escuchan!